Quiero hacer una consulta, o

Me gustaría proponer un tema de discusión

+ Hacer consulta o propuesta

Información para matricularse: Clic aquí

Infografía:

¿Como se debe hacer

una rotación de praderas?

Pautas para el manejo racional del pastoreo:
 
¿Por qué NUNCA debemos establecer TIEMPOS FIJOS de reposo y cosecha para el manejo de los pastos y forrajes?
 
Esta NO es precisamente una pregunta común entre los ganaderos (e incluyamos entre los ganaderos a todos aquellos productores dedicados a la producción de alimentos para consumo humano de origen animal con cualquiera que sea la especie animal que hagamos producir a base de pastos y forrajes a libre pastoreo). Tampoco es una pregunta común entre los profesionales del agro. De hecho, tanto productores como profesionales llevan a la práctica exactamente todo lo opuesto a lo que este cuestionamiento plantea, es decir, acostumbran SIEMPRE establecer TIEMPOS FIJOS de reposo y cosecha para el manejo de sus pastos y forrajes. Con el respeto de todos ellos, ¡que irracional esta contrariedad!
 
El profesor de la Cátedra del Pastoreo según Voisin, Zootecnista de la Universidad de Antioquia (Medellín) y Especialista en Nutrición Animal de la Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales (Bogotá), conferencista y consultor internacional Michael Rúa Franco, a través de esta gráfica (que encabeza esta publicación), diseñada por el mismo a partir de sus investigaciones y trabajos de campo con múltiples ganaderos usuarios de los servicios de asesoría y capacitación que ofrece Cultura Empresarial Ganadera Internacional, compañía de profesionales que el mismo lidera, nos da respuesta a la pregunta que da inicio a esta nota, con sus respectivas explicaciones.
 
A través de esta ilustración gráfica, se establece la comparación entre una rotación de potreros a la manera tradicional (siendo la más comúnmente trabajada en las ganaderías) y la rotación racional de potreros implementando el salto al potrero que justo está en condiciones óptimas (en cantidad y calidad) al momento de tener que trasladar el ganado de potrero.
 
Y a través de este gráfico se explica cómo es que según las condiciones climáticas imperantes al momento en el cual cada parcela o potrero estaba siendo ocupado y/o al momento en que abandonaron el potrero e inició el rebrote de la pastura cosechada, este rebrote será más o menos vigoroso y por lo tanto el ciclo fenológico de la pradera podrá ser más corto (cuando el clima al inicio del rebrote fue favorable para un inicio vigoroso) o más largo/demorado (cuando el clima al inicio del rebrote no fue tan favorable para un inicio vigoroso).
 
También, este mismo gráfico permite explicar cómo es que esta influencia del clima que predomina en el ambiente durante la primera semana del rebrote de una pastura es determinante para poder estimar cuál será el potrero que alcanzará primero su punto óptimo para la cosecha y de acuerdo con ello poder conducir al ganado al potrero que esté en mejores condiciones de oferta de alimento en cantidad y calidad, y no al potrero que sigue en el orden consecutivo (que es el error en que incurrimos en el manejo tradicional).
 
La numeración de potreros en esferas de color rojo indica el orden consecutivo en el manejo de la rotación tradicional. La numeración en color violeta, por su parte, indica el orden NO consecutivo en el manejo de la rotación racional. Al asociar el orden en el que se utilizan los potreros con el estatus de recuperación, rebrote o crecimiento y desarrollo (ciclo fenólogico) de cada parcela o potrero, podemos deducir porque cuando se maneja un orden CONSECUTIVO, podemos incurrir en obligar al ganado a cosechar la pastura ANTES de su punto óptimo de cosecha (PASTO INMADURO), o en su defecto, DESPUÉS de alcanzado este punto óptimo de cosecha (PASTO LIGNIFICADO), debido a que al establecer TIEMPOS FIJOS de reposo y cosecha para cada potrero (por ejemplo, cada 35, 40, o 45 días según la especie), se omite la consideración de que el clima y ambiente imperantes durante cada nuevo ciclo fenólogico influyen sobre este proceso de crecimiento y desarrollo, y pueden causar que el pasto llegue a su punto óptimo de cosecha antes o después del tiempo "estándar" establecido.
 
De Voisin hemos aprendido en cambio, que si NO se manejan tiempos fijos en los ciclos de pastoreo, sino que más bien se le da flexibilidad al cambio de potrero, conduciendo TODOS LOS DÍAS al ganado hasta el potrero cuya pradera alcanzó el Punto Óptimo de Cosecha, sea cual sea la edad de rebrote y recuperación que haya transcurrido tras la cosecha anterior, no solo estaremos respetando completamente la normal fisiología de los cultivos forrajeros de los que disponemos en cada ganadería, sino que también estaremos conduciendo al ganado a que TODOS LOS DÍAS coseche y se nutra del pasto o forraje en su PUNTO ÓPTIMO (que siempre va a coincidir con su máximo estatus nutricional), ya que como su nombre lo indica, esta en el momento óptimo de su valor nutricional, no solo porque contiene los nutrientes suficientes, sino porque tiene un óptimo porcentaje [%] de digestibilidad ya que no está tan inmaduro como para causar una indigestión, ni tampoco tan pasado de madurez como para que la lignificación le haya restado digestibilidad al forraje cosechado.

Así que si queremos que nuestro ganado obtenga TODOS LOS DÍAS UNA MÁXIMA SATISFACCIÓN de sus requerimientos nutricionales, no debemos obligarlos a cosechar el pasto a una edad fija, sino capacitar a nuestros pastores para que sepan practicar un SALTO DE POTREROS de modo que ellos se encarguen de elegir EL MEJOR POTRERO DEL DÍA y conduzcan hasta este al ganado, aún cuando ese potrero no sea precisamente el que está contiguo al potrero pastoreado (¿o acaso no es les parece que en esto es en lo que consiste el verdadero "apacentamiento" que un verdadero pastor de rebaños debe saber llevar a cabo?).
 
Ahora, antes de concluir, cabe advertir que hacer franjas diarias para la rotación de pasturas, obliga aún más a que el pastor ejecute un cambio consecutivo (aunque lo haga varias veces al día) de parcela o franja. En consecuencia, el hecho de manejar una ROTACIÓN DE PASTURAS, y menos el "franjeo diario", nos van a permitir implementar un SALTO hasta la parcela que realmente está en punto óptimo de cosecha. En esto también pecan quienes manejan el pastoreo en radiales (potreros en forma cónica en cuyo punto de convergencia -al centro- se ubica el agua de bebida, saladero y sombra). Y tampoco se escapan aquellos que implementan sistemas silvopastoriles, en los que también se obliga al ganado a pastorear los potreros en forma consecutiva.

Luego, en realidad, la ÚNICA manera como de verdad se puede implementar un correcto cambio de potreros a diario es con la tecnología del Pastoreo Racional que fundó Voisin, y esto, se logra con mayor precisión cuando se ha elaborado un correcto diseño de división de potrero y sistema de callejones, ya que es por estos últimos por donde el ganado podrá saltar hasta el siguiente potrero, sin que tenga que pasar por encima de algún potrero que aún no llegó a su punto óptimo de cosecha, puesto que, como lo dijera Voisin en su momento: "el animal de pastoreo cosecha con cinco hocicos... su boca y sus cuatro patas", para ayudarnos a comprender que hacer pasar al ganado por arriba de una pastura en reposo (pisoteo) es como si lo estuviera cosechando, e interrumpiendo su tiempo de rebrote o reposo, y por ende afectando sus procesos fisiológicos naturales (en otras palabras, echándolo a perder antes del tiempo correcto para su cosecha).
 
Con base en esto, podemos entonces entender por qué nunca debemos establecer tiempos fijos de reposo para las pasturas (cualquiera que sea su género o especie), si sabemos que su ciclo fenológico cambia entre un pastoreo y el siguiente.
 
Por esto afirmamos que el cambio de potreros en orden consecutivo es una práctica IRRACIONAL, mientras que opuestamente, un SALTO DIARIO DE POTREROS si corresponde con un MANEJO RACIONAL del pastoreo.
 
¿Cómo lo vas a implementar entonces en tu ganadería?
 
>> Finalmente, NUNCA olvides estas palabras, y atesoralas para que te vaya cada día mejor: "El buen administrador prospera" (La Biblia, Proverbios 16:20)...

Conviértete entonces en un excelente administrador de las tierras, cultivos y ganados que Dios ha puesto en tus manos, y los ha confiado en ti para que así lo hagas.

Vistas: 1494

Respuestas a esta discusión

Excelente explicación de Michel, muy buena, real y comprensible, gracias por el articulo. 

Gracias por el aprecio estimado Herbert Vega. Esperamos que se muy útil, sobretodo. Seguiremos trabajando con compromiso por la ganadería de América. Un abrazo!

muchas gracias Michael por tan importante básico y crucial tema para los que luchamos a diario con establecer el verdadero PRV.

Pienso que dentro de las leyes del pastoreo esta es de primordial relevancia, de ahí el porque EL PASTOR es el corazón del sistema, en mi caso que vengo de ganadería tradicional no me han  bastado cinco años para empoderar el manejo de los potreros a la gente que me colabora, podría decirse: es fácil, comenzar con gente nueva que no conozca de ganado que no tenga "vicios" anteriores pasados de años y años de trabajo ganadero...mover el ganado como lo escribes  en un aparte  de tu pronunciamiento "Ahora, antes de concluir, cabe advertir que hacer franjas diarias para la rotación de pasturas, obliga aún más a que el pastor ejecute un cambio consecutivo (aunque lo haga varias veces al día) de parcela o franja" es complicadísimo de ejecutar para pastores de vasta experiencia y que son invaluables en empresas ganaderas. tenemos dentro de PRV alguna herramienta, camino, insinuación, ruta, estrategia o ruta para involucrar a "veteranos" en este único camino al éxito??

Estimado Javier, un gusto de saludarte. Gracias por los comentarios!

Sobre la consulta, lastimosamente debo decir que aunque si existen las herramientas para educar al adulto (pedagogía para adultos o andragogía), no existe NADA en el mundo que pueda transformar su actitud y comportamiento si la misma persona no toma la decisión para dejarse enseñar y querer aprender. Los adultos somos casi siempre CERRADOS a que nos digan cómo hacer lo mismo de una manera diferente. Decimos: Yo ya lo se hacer! y no nos damos a sí mismos la oportunidad de conocer otras alternativas. No queremos que nos enseñen lo que ya sabemos, y tomamos cursos solo para demostrarnos a sí mismo que "sabemos más" que quien nos quiere enseñar algo. No queremos salir de la "Zona de Confort", a veces por miedo, a veces por negligencia. Lastimosamente así somos los adultos, y mientras más "veteranos" en una misma actividad nos volvemos peores de cerrados.

Con la práctica del PRV nos ha pasado de todo. Hay empleados que toda la vida han servido a sus empleadores, y han hecho las cosas a su antojo, a su gusto, a su manera, a su estilo, y los empleadores los han respaldado. Se instala el PRV y ellos lo asumen a regañadientes, pero cuando ven el resultado y se convencen, lo aceptan, y entonces aceptan también el tener que desaprender lo que hicieron durante toda su vida de una manera para aprender a hacerlo de otra que evidentemente les da mejores resultados. Pero, así mismo, nos encontramos con otros personajes que le dicen a todo que si, y en tanto se les da la espalda, siguen haciendo lo mismo de toda la vida despreciando lo que se les enseña y se les demuestra. Conocemos cualquier cantidad de proyectos en los que ni viendo que el PRV da mejores resultados, y hasta les facilita la vida (sobre todo si es ganado de engorde), pero ellos tercos y obstinados no lo aceptan y prefieren seguir haciendo las cosas a su modo. Y también conocemos cualquier cantidad de proyectos PRV exitosos con personajes muy dispuestos a trabajarlo.

Insisto entonces, las herramientas si existen, y se les va involucrando a los veteranos, especialmente permitiéndoles a ellos mismos enfrentarse al PRV en la práctica para que ellos finalmente DECIDAN si lo quieren trabajar o no. Unos lo aceptaran, aunque sea a regañadientes, y con el tiempo se van acoplando y hasta llegan a volverse asérrimos defensores del método, pero otros lo rechazaran, no porque no funcione, sino porque simplemente no lo quieren trabajar y prefieren hacer las cosas a su negligente manera. Así que para los empleadores finalmente termina siendo una LOTERIA poder dar con empleados que realmente sean eficientes implementando estas tecnologías. En últimas, depende es de su particular y autónoma DECISIÓN.

¿Qué nos queda por hacer? Darles la oportunidad a los empleados, y definitivamente el que no se acomode a la tecnología, aunque parezca ser un excelente trabajador, si no está cómodo con la implementación de PRV no lo va a hacer funcionar y le verá muchas dificultades y le pondrá muchas trabas, entonces hay que prescindir de este o de estos, hasta que finalmente llega uno de aquellos que con mente abierta y buena disposición, así no parezcan tan excelentes empleados resultan dando agradables sorpresa de verlos como es que adaptados a la tecnología le sacan su mejor provecho, y todos felices! Esto no significa que buenos empleados no aprendan y saquen provecho del PRV, claro que no. Hay muy buenos empleados en muchas ganaderías que han aceptado el PRV y lo hacen funcionar perfecto.

Claro está, y con esto termino, que nadie nace aprendido. Muchos empleadores no capacitan a sus empleados bajo la excusa de que cuando ya lo tengan entrenado se les va para otra ganadería y se pierde la inversión. Pero, es un riesgo que hay que correr, y en todo caso hay que ver a quien contratamos. Muchos contratan al que primero llega, bajo la excusa de que la mano de obra es escasa y que toca contratar al que se puede y no al que uno quiere. Pero esto se debe a la improvisación con que administramos este negocio, pues está bien que una vez tengamos que contratar al que toque, pero tan pronto lo contraté no dejo de hacer entrevistas (ya con más tranquilidad) hasta que ubico al mejor prospecto, aquel empleado que se ajusta perfecto a las pretensiones (porque demuestra ser más persona, y mucha fidelidad, antes que experiencia laboral y actitud soberbia).

Debemos hacer muy buenos procesos de selección de personal, luego contratarlos con buena remuneración y cubriendo todas sus necesidades básicas, y capacitándoles para hacer cada día un trabajo de mejor calidad. No importa si es joven o veterano, lo que se necesita de los empleados es buena actitud y disposición para el trabajo, ajustándose a lo que el jefe le vaya direccionando y no que haga lo que el quiere, bien remunerados y tratados, y de esta manera es como se puede lograr que sean muy eficientes!

Este si que es el ÚNICO camino al éxito!!!

Buenas tardes,

Permítame exponer mi idea, sobre le tema de los dos tipos de rotación:

Es entendible que nuestra condición humana nos lleve a querer aplicar lo que hemos aprendido por tradición, por experiencia o por conocimiento en algún centro educativo, eso nos da confort y alguna tranquilidad, que induce a no querer, buscar o permitir generar ningún cambio en nuestro línea de trabajo.

Mas sin embargo, el estar en este seminario (Cátedra del Pastoreo según Voisin), es un indicador de que somos personas inquietas que buscamos generar cambios, en razón a nuestra  insatisfacción con los resultados que se vienen obteniendo.

Como líderes que debemos ser en nuestras fincas, yo encuentro el inconveniente que las decisiones son muy subjetivas, a falta de tener parámetros o puntos de referencia que nos permita decidir de manera mas calificativa. me explico, decidir si un pasto esta en su POC (punto optimo de cosecha) hasta donde mi conocimiento llega, no tengo como hacerlo y lo dejo a voluntad de mis colaboradores, y es allí donde fallo, debo encontrar la manera o forma de poder medir, comparar o evaluar que en verdad el pasto esta en su POC y no someterme a nuestra regla de oro, ¨creo que mas o menos¨ eso nos mata.

Por eso he tomado la decisión de participar en este seminario para encontrar como hacerlo y enseñarle a mi colaborador, y del mismo modo poder evaluar, cuando él tomó la decisión de usar X potrero lo esta haciendo bien y lo puedo verificar. Cuando yo logre hacer eso mi colaborador entenderá que es así como lo debe hacer y lo podre  dirigir.

Un placer Sr Fulvio poder contar con su participación en la Cátedra del Pastoreo según Voisin (a propósito, este foro es abierto, no exclusivo de la cátedra, ya que este tema de la infografía no es propiamente de la cátedra, sino para toda la comunidad ganadera en nuestra web).

Sobre sus comentario, quiero decir que estoy de acuerdo con usted en que las decisiones administrativas (eso no solo incluye las del gerente o propietario de la ganadería sino también las decisiones de manejo que a diario toman los empleados) suelen ser bastante subjetivas y amañadas, y en la medida que sean más objetivas y se toman con base en argumentos más críticos, sin duda nos va mejor.

También suele ocurrir que el propietario de la ganadería le ceda casi totalmente las decisiones de manejo a su(s) empleado(s), porque muchas veces el propietario de la ganadería no tiene mucha experiencia con el trabajo de campo y contrata a sus empleados supuestamente porque saben más, tienen experiencia, lo que a su momento se torna en una desventaja para el propietario porque cada vez que le quiera exigir algo a su(s) empleado(s) le faltan argumentos para ello, se muestra inseguro o confuso, y claro está, el empleado no hace lo que le dicen sino lo que a él le parece mejor porque se supone que lo contrataron por lo que sabía, y si cree que sabe más que su empleador, siempre impondrá su criterio sobre el del propietario, y a este último no le queda de otra que aceptar porque no tiene como contradecirlo o convencerlo de hacer las cosas de un modo diferente y mejor.

Con las tecnologías de pastoreo que promovemos ocurre mucho, que el ganadero se capacita, pero sus empleados no, y por mucho que traten de convencerlos con la "teoría", si no la saben llevar a la práctica los empleados simplemente, aunque les crean a sus empleadores, no les hacen caso, primero, porque ellos tampoco lo saben poner en práctica, y segundo, porque les da más confianza hacerlo como siempre lo han sabido hacer (a su manera). Reafirmo entonces lo que dice en el último párrafo, sobre ENSEÑARLE lo que aprenda a su(s) empleado(s), pero sobre todo, poniéndolo en práctica juntos, así sea a modo de prueba primero para que ambos se convenzan de que da resultados lo aprendido.

Esperamos entonces poderle proveer suficientes herramientas a través de la cátedra para que consiga los objetivos que se proponga con su(s) empleado(s) en el proceso de tecnificación de su ganadería practicando lo aprendido de Voisin.

Éxitos con la bendición de Dios y hasta pronto!

Muchas gracias por su aclaración.

Buenos días a todos.

Estoy empezando la capacitación (Cátedra del Pastoreo según Voisin), soy nuevo como usuario del portal. Mi nombre es Luis Carlos Pacheco, soy Ingeniero Electrónico pero nací y vivo en la finca y también me apasiona la ganadería. Mi finca esta ubicada en la sabanas de Córdoba al Nor-Oeste Colombiano, donde los veranos son muy intensos.

Creo firmemente que para tecnificar la empresa en el campo no es necesario atentar contra los ecosistemas.

El sistema de pastoreo del que pretendo aprender mucho, e implementarlo me parece excelente, aunque en la región no conozco ningún caso donde los estén aplicando.

El la región se maneja un pasto que locamente lo llamamos Cocuyo, no se su nombre científico o técnico pero quisiera saber que tan recomendable es mantenerlo para implementar el sistema de pastoreo rotacional voisin.

Muchas gracias...

Pareces Luis Carlos que  estas  en clima  frió,  donde el  kikuyo, cocuyo... es nativo; nací en estas  clases de parajes y allí  nuestro  señor  padre en  doble  propósito levanto  a nuestra familia  compuesta  de  13  hermanos,  ahora estoy  en  clima cálido  húmedo todo  por  el conflicto,  ahora  me  adecuo  a las hierbas  nativas;- No  soy  la  profesión para  adecuarme  a otra-  

por  supuesto Carlos son pasturas nativas,;  creo que  si  llevas una  buena planificación pero con compromisos de  seguro Voisin estará  mas   que  satisfecho. Seamos artífices  que  en nuestras regiones  conozcan este  sistema.

Cordial saludo Sr Cesar,

Solo para evitar alguna confusión en los foristas, me permito aclarar que el Kikuyo de clima frío es diferente al de clima cálido. El de clima frío es el Pennisetum clandestinum, mientras el de clima cálido es el Bothriochloa pertusa. Comparten ciertas características anatómicas y fisiológicas, pero el kikuyo de tierra fría no se da en clima cálido, ni el de clima cálido se da en clima frío. Ambos son buenos pastos y con ambos se puede implementar con éxito el Pastoreo Racional. Ninguno de los dos son nativos (ambos provienen del áfrica, pero están en el país hace tantísimos años que ya están tan adaptados y son tan prolíficos que dominan cada uno en la zona donde se dan, por lo que casi ya son nativos).

Un abrazo y bendiciones!

Muy buenos días Señor Michael.

Excelente aclaración...

Bendiciones...

Muy buenos días, Cesar.

Gracias por la respuesta. No no es clima frío donde estoy ubicado, pero aprender y saber de todas las experiencias es enriquecedor.

Bendiciones...

RSS

CULTURA EMPRESARIAL GANADERA Líderes en Capacitación, Asesoría y Acompañamiento Profesional en Ganadería Racional.

© 2019   Creada por CULTURA EMPRESARIAL GANADERA.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio